Nosotros

Somos un establecimiento de Enseñanza Media Técnico Profesional perteneciente a la Fundación Educacional COMEDUC que forma técnicos de nivel medio de calidad, que responda a los estándares nacionales e internacionales. Centramos nuestro quehacer en el desarrollo integral y de excelencia académica de los estudiantes, considerando competencias, actitudes y habilidades tecnológicas para el mundo laboral y el mejoramiento continuo en un ambiente inclusivo y de sana convivencia. Buscamos potenciar, en cada estudiante, su calidad de vida, formación ciudadana, y con capacidad de emprendimiento, para facilitar la inserción laboral y acceso a estudios superiores.

Ser reconocidos como un Liceo Comercial referente en el ámbito Técnico Profesional en la formación de personas en todas las dimensiones humanas, enfatizando el desarrollo valórico y ciudadano, brindando una educación de excelencia, mediante un currículum y una organización eficiente a los nuevos desafíos, que prepare a los estudiantes para obtener un título técnico profesional, integrándose al mundo del trabajo, a estudios superiores y a la sociedad.

En la determinación de los Sellos que identifican a nuestro PEI, se registraron las opiniones en diferentes sentidos, que a modo de conclusión se señalan a continuación. A nivel de alumnado se establecen los aprendizajes predominantes que consideran como pilares para incluir en la actualidad del Proyecto Educativo Institucional:

Dimensión Aprendizaje Conocer Aprender a conocer la importancia de la familia.

Aprender a conocer las potencialidades del otro.

Aprender a conocer las propias limitaciones.

Aprender a conocer la riqueza de la diversidad. Hacer

Aprender a hacer trabajo en equipo.

Aprender a hacer uso de los talentos propios en beneficios propios y de la comunidad.

Aprender a hacer uso de los conocimientos en la práctica escolar y social.

Aprender a hacer uso de métodos de resolución de conflictos. Ser

Aprender a ser flexible y escuchar las opiniones y críticas.

Aprender a ser respetable, asumiendo compromisos propios y con los demás.

Aprender a ser respetado por la comunidad.

Aprender a ser solidarios en diferentes contextos.

Aprender a convivir sin hacer uso de la violencia para resolver problemas.

Aprender a convivir en la diversidad étnica, cultural y social.

Aprender a convivir en base de la justicia, solidaridad y generosidad.

Aprender a convivir en la relación y respeto con el entorno natural.

Aprender a ser respetado por la comunidad.

En la década del 60 el mundo y Chile cambiaban. El país era objeto de grandes transformaciones inspiradas en espíritus soñadores. Nuestra tranquila ciudad veía nacer al Instituto Comercial de San Bernardo, llamado a transformarse con el tiempo en una prestigiosa institución, arraigada en el seno de la capital de la Provincia de Maipo. Era el 24 de marzo de 1964. Ese día y ese año, su primer Director, el Sr. Alfredo Doren Molina y sus primeros profesores, iniciarían el camino de la formación Técnico Profesional que, al amparo del Estado, respondería a la creciente necesidad de profesionales de nivel medio que se insertarán en un mundo laboral cada vez más exigente.

 

Los objetivos centrales de su gestión educativa fueron:

·         Entregar la oportunidad a jóvenes de Enseñanza Media de acceder a una Profesión: Contabilidad, Secretariado Administrativo y Agente Comercial y Viajante.

·         Entregar calificación profesional a estudiantes que no tenían posibilidades en San Bernardo o debían viajar a Santiago.

 

Su nombre oficial fue en aquel entonces: INSTITUTO COMERCIAL DE SAN BERNARDO, posteriormente y con la aplicación de la Carrera Docente y la Regionalización pasó a llamarse LICEO COMERCIAL “A” 130, finalmente a partir del año escolar 1993 y bajo la Dirección del Sr. Luis Enrique Páez Díaz, se consensuó denominarlo:

 

LICEO COMERCIAL DE SAN BERNARDO.

 

Más de cinco décadas formando personas y profesionales en el área comercial, forjándose un prestigio no exento de algunos obstáculos. Como no rememorar por ejemplo las gestiones de los profesores por obtener el actual edificio, construido por la Sociedad Constructora de Establecimientos Educacionales y puesto en funcionamiento en abril de 1975, luego de peregrinar a lo largo de calle Freire, primero en el 328 y luego en el 545. Este recorrido se encuentra plagado de anécdotas, tales como las fugas de los estudiantes cuando había que cambiarse de local, cruzando la calle, o aquella que nos cuenta que muchos de ellos en la jornada nocturna eran mayores que sus jóvenes profesores.

 

A pesar de los inconvenientes, la fuerza que animaba a sus precursores, permitió que ya a principios de la década del 70, comenzara a consolidarse el prestigio de nuestro Liceo, avalado por una activa participación de los estudiantes en el movimiento estudiantil de la comuna, por la calidad y compromiso del cuerpo docente y por la importante y reconocida inserción laboral de sus egresados.

Diferentes acciones surgieron en pos del crecimiento del Liceo Comercial, tales como: Bonos de Cooperación, Bingos, Bailes, Kermesse, etc., con el único afán de construir el ansiado Gimnasio, Salones de Trabajo, Acción Social en Poblaciones carentes, Ayuda a Hogares de Ancianos, Adolescentes Embarazadas”, Becas para Alumnos necesitados, adquisiciones de Máquinas, computadores, Casino de Alumnos, Auto perfeccionamientos voluntarios, Contactos con diferentes empresas e instituciones sociales y laborales, que apoyaran la labor educativa y social de los estudiantes.

 

“Estando bien los Alumnos, estaban mejor los Profesores y Personal de la Educación”

 

De esta forma se fue construyendo una comunidad escolar basada en la convicción que el ser humano se encuentra al centro del quehacer educativo.

 

Terminando la década de los 80, y en el contexto de las reformas administrativas al Sistema Nacional de Educación, en 1987 el Liceo es traspasado a una Administración Delegada, dependiendo de la Fundación Nacional de Educación Laboral (FUNAELA), que luego sería Fundación Nacional del Comercio para la Educación (COMEDUC), institución dependiente de la Cámara Nacional de Comercio, Servicios y Turismo de Chile, actualmente Fundación Educacional.

Han dirigido el Liceo hasta la fecha los señores:

ALFREDO DOREN MOLINA
GUILLERMO PACHECO GODOY
RUBY ANGULO MONTERO
FREDICH GUERRA VIVANCO
JOSÉ LUIS CERDA CORNEJO
LUIS ENRIQUE PAEZ DÍAZ
GUILLERMO UGALDE ESPINOZA
MIGUEL ANGEL ZEPEDA MONTENEGRO
MARÍA ANGÉLICA AXT GAETE
LEONCIO HUMBERTO ALEJANDRO FIERRO GAJARDO

 

En la actualidad, el liceo cuenta con una matrícula aproximada de 1.267 alumnos e imparte las carreras de Administración (mención Recursos Humanos; mención Logística) y Contabilidad, destacándose desde siempre a nivel comunal e institucional por sus logros académicos y extra programáticos.

 

Un sólido prestigio y tradición, unido a un eficaz sentido de la anticipación e innovación curricular, avalan el trabajo de Profesores y Funcionarios que por años han contribuido a su engrandecimiento.

 

Finalmente, y en el contexto del fortalecimiento de su inserción en la comunidad local, desde 1997, el liceo cuenta con un Consejo Empresarial de Desarrollo Educativo (CEDE) compuesto por representantes de empresas e Instituciones de Educación Superior, que contribuyen con su visión y aporte al desarrollo de la comunidad educativa, acercando y optimizando la relación Escuela-Empresa – Educación Superior.

 

(Reseña Proyecto Educativo año 2005 y actualización, Liceo Comercial de San Bernardo).